CFK afirmó que un presidente no puede “someter a su país y a su pueblo a una extorsión semejante”

Discurso CFK por Fondos Buitre y Corte EEUUNacionales. Tras el rechazo de la apelación argentina por parte de la Corte de EEUU para que se aboque al caso que mantiene en disputa judicial al país con “fondos buitre”, la presidenta advirtió en cadena nacional que “es imposible que un país destine el 50 por ciento de sus reservas en un solo pago a acreedores”. También, marcó diferencias entre lo que significa una negociación de una extorsión contra los argentinos.   

En un discurso que duró 28 minutos, Fernández de Kirchner, reafirmó el cumplimiento de pago “al 92 por ciento de los acreedores que creyeron en la Argentina”. Al respecto, añadió: “La Argentina va a cumplir con sus obligaciones, no va a defaultear su deuda reestructurada”.

La presidenta manifestó que el juez Thomas Griesa, ante el reclamo del  fondo NML, «ordena pagar cash, efectivo, uno arriba del otro, para decirlo en criollo; son 1.500 millones de dólares«. A lo que destacó, que el pago es “ahora, cash, frente al 92 por ciento de los otros bonistas también acreedores que aceptaron quitas, plazos, espera y a quienes les hemos pagado regularmente».

En ese marco, la Jefa de Estado, señaló que «hay algunos que dicen: ¿y por qué no pagarle estos 1.500 millones de dólares y terminar todo ya?».

Respondiendo a ese planteo, CFK argumentó que “hay otro problema bastante más grave que representa el 1 por ciento de los que no entraron al default, hay otro 7 por ciento que de aceptarse este criterio de pagarle a NML 1.500 millones de dólares, estarían en condiciones de cobrarle a la Argentina ya y ahora 15.000 millones de dólares» lo que «es más de la mitad de la totalidad de las reservas del Banco Central», precisó.

Por esa razón, Cristina Fernández de Kirchner calificó eso como «algo absurdo, sino que es imposible que un país destine más del 50 por ciento del total de las reservas monetarias de su Banco Central en un solo pago a acreedores”.

“Pero además, con la posibilidad de que el otro 92 por ciento, que es el grueso de los acreedores, encuentre otro juez también que diga bueno, pero si ustedes aceparon quita, plazos y resulta que alguien fue beneficiado teniendo el 1 por ciento y obtuvo de una sola vez el pago total, ustedes también tienen derecho a lo mismo por una cuestión de equidad y de igualdad”, resaltó.

Negociación y extorsión

«Quien encuentra un juez Griesa -advirtió la presidenta-, puede encontrar otro juez que también les dé la razón, con lo cual estaríamos también ante la posibilidad más que cierta de que fuera exigida la totalidad de la deuda argentina y la reestructuración operada en el año 2005 y operada en el año 2010, se cayera como un castillo de naipes y con él, obviamente, la República Argentina».

Tras destacar que «la voluntad de negociación de la Argentina está más que demostrada», alertó que «hay que distinguir entre lo que es una negociación de lo que es una extorsión«.

«Todo gobernante, todo país, todo dirigente en el ámbito de la política, de la economía tiene que estar dispuesto a negociar; lo que no pude hacer, por lo menos ningún presidente de una Nación Soberana, es someter a su país y a su pueblo a una extorsión semejante”, aseguró.

En mensaje al 92 por ciento de acreedores que entraron en el canje de deuda, la mandataria se comprometió a que “Argentina va a cumplir con sus obligaciones” y se mostró a favor de que entren a ese canje el 100 por ciento de los acreedores de la Argentina.

Haciendo mención a que al país se lo somete a una extorsión, la presidenta opinó que “no lo merece ni nuestro país, ni los tenedores de bonos a los cuales se les quiere impedir o se les quiere embargar los fondos que tenemos que pagar ahora a fin de mes. El 30 de junio, tenemos vencimientos por 900 millones de dólares y vamos a pagarlos».

A raíz de dichos vencimientos, indicó que se ha instruido «al ministerio de Economía y a todos los organismos técnicos del Estado nacional para que dispongan todos los instrumentos y todas las estrategias necesarias para que todos aquellos que han confiado en la Argentina, reciban su dinero, reciban los dólares a los que nos hemos comprometido a pagarlos”. “Pero queremos hacerlo con seriedad y responsabilidad», agregó.

Además, Fernández de Kirchner, reiteró el concepto central de su discurso en la reunión del G-77+China, celebrada el domingo en Bolivia: «Esta no es una causa que involucre únicamente a la República Argentina; involucra a todo el sistema financiero global”.

«Nosotros queremos cumplir y honrar nuestras deudas y lo vamos a hacer. Pero no queremos tampoco ser cómplices de esta forma de hacer negocios, por no calificarlo de otra manera que algunos quieren instalarla en el mundo», concluyó. 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *