Carrió pegó el portazo y se alejó de UNEN con fuertes críticas

Carrió comuna 13 CABANacionales. El Frente Amplio Unen (FAU) quedó atravesado por el portazo que Elisa Carrió le dio al espacio en el plano nacional con virulentas críticas a los principales referentes de las otras fuerzas, aunque desde la Coalición Cívica salieron a aclarar que seguirán siendo parte de la alianza, en la que la mayoría de los actores celebró el alejamiento de la chaqueña.

Con el argumento de que no pensaba «suicidarse» políticamente, Carrió anunció por radio, televisión y a través de las redes sociales que daba un paso al costado del FAU, disconforme con la posición mayoritaria del espacio de rechazar un acuerdo electoral con el PRO, de cara al 2015.

Apoyó su decisión en graves acusaciones a sus socios. En sus declaraciones, la diputada señaló -entre otras cosas- que los radicales habían sido «cooptados por el narcoestado», consideró que Hermes Binner «tiene que explicar el narcotráfico en Santa Fe y no hacerse el gobernador maravilloso» y le endilgó a Fernando «Pino» Solanas ser un «progre falso» con «problemas ideológicos», al que sólo le interesa «un cargo por cuatro años y un sueldo».

«La decisión de la UCR es una decisión suicida en términos de la causa radical, que era la República; ellos se la están entregando, sobre todo (Julio) Cobos, (Ricardo) Alfonsín y (Miguel) Bazze, a (Daniel) Scioli«, disparó Carrió tras la resolución del Radicalismo de cerrar, al menos por ahora, la posibilidad de un acuerdo nacional con el PRO o el Frente Renovador (FR).

Sin embargo, Carrió dejó a salvo de sus críticas al titular del Comité Nacional de la UCR, Ernesto Sanz (aliado en su intención de competir en internas con el macrismo), y aseguró que seguirá «trabajando por la provincia y la ciudad» junto a Martín Lousteau y Fernando Sánchez y no descartó confluir en las primarias porteñas con Mauricio Macri.

Las réplicas de sus socios políticos no tardaron en llegar y, si bien algunos dijeron «lamentar» el portazo de la chaqueña, la mayoría le endilgó la intención de «desgastar» al espacio con sus afirmaciones.

Solanas, Cobos, Alfonsín, Humberto Tumini, Victoria Donda, Alicia Ciciliani, Eugenio «Nito» Artaza, Gerardo Milman y Miguel Bazze retrucaron los dichos de Carrió, que definieron como «incoherentes», «gratuitos e injustificados».

Pese a los duros términos en los que se pronunció Carrió, horas más tarde la Coalición Cívica-ARI ratificó a través de un comunicado su permanencia en el FAU, con la aclaración de que la fuerza «no compartirá ningún espacio que integren Sergio Massa o el Frente Renovador» y que la «estrategia de alianzas será definida (por el partido) en abril del 2015».

«Seguramente Carrió dejó el frente porque se siente más cerca ideológica y hasta sociológicamente del PRO; descuento que lo hace porque creerá que un triunfo del macrismo sería lo mejor para el país», analizó Alfonsín, quien cuestionó a la líder de la CC-ARI por haber anunciado a través de los medios su decisión.

En ese sentido, opinó que «Lilita está más cómoda» haciendo pública su determinación en un «aparato mediático que trabaja para el PRO», en alusión a la extensa entrevista que la diputada brindó al canal de cable TN del Grupo Clarín.

«Binner explica el narcotráfico en Santa Fe, estamos en un proceso de lucha frente a esa problemática y lo que dijo Carrió de Rosario es mentira«, retrucó la socialista Ciciliani, miembro de la mesa de conducción del FAU, sobre las declaraciones de la chaqueña, quien -sostuvo- «crea un personaje de la política mediática que le da frutos, porque se mantiene como diputada».

Con todo, Ciciliani relativizó el alcance de la postura de Carrió, lo encuadró en una «reacción emocional» y no descartó que vuelva a participar en el futuro de los acuerdos nacionales del espacio.

Mientras Binner y Margarita Stolbizer (GEN) prefirieron mantener silencio, Solanas entendió como «un error y una lástima» la salida de Carrió, «siendo una de las fundadoras de Unen», y volvió a criticar la insistencia de la diputada en impulsar una alianza nacional con Macri.

«No podemos decir ahora que no era cierto lo que planteamos el año pasado cuando éramos una alternativa al PRO y al kirchnerismo», reflexionó, quien le recordó a Carrió sus denuncias sobre una supuesta vinculación de Macri con el «negocio del juego».

Cobos, por su parte, consideró un «disparate» las afirmaciones de la líder de la CC-ARI en torno a que el ex gobernador de Mendoza «fue financiado por la droga, por la efedrina».

«Es un disparate lo de la efedrina. Es difícil crecer con gente que descalifica«, disparó en declaraciones televisivas Cobos, quien juzgó «un tanto incoherente» la actitud de la chaqueña, de quien manifestó que «está molesta porque la decisión que se toma (en el FAU) no es la que quería». 

Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *