«La farandulización» es un hecho «penoso» de la política

obispos de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal ArgentinaPaís. Así lo señaló la Iglesia. La Conferencia Episcopal Argentina, además, volvió a destacar la necesidad de que en las próximas elecciones nacionales se elijan candidatos por sus «ideas y proyectos» y no por su imagen mediática.

«Hay una farandulización de la política. Es penoso. Los candidatos tienen que presentar sus ideas y proyectos», advirtió el secretario general de la CEA, Carlos Malfa, en diálogo con periodistas en la sede del Episcopado.

Malfa recordó ante la prensa el documento «Las elecciones, exigencia de compromiso ciudadano», que la comisión permanente del Episcopado difundió en marzo pasado, en el que invitaron a los candidatos a «ofrecer sus propuestas, sin incurrir en agresiones».

«Los ciudadanos tienen que tener en cuenta la integridad y la honestidad de los ciudadanos. Necesitamos dirigentes con capacidad de diálogo y gestión, y que se ocupen en serio de los pobres», afirmó el obispo de Chascomús y secretario general del organismo que nuclea a los obispos argentinos.

En el documento de marzo, la Iglesia había señalado que «la elección de gobernantes, en los poderes ejecutivos y legislativos de todos los niveles, no debe ser el resultado del ‘marketing'» y exhortó a los ciudadanos a «un ejercicio de elección responsable, donde se evalúe a los candidatos no por su imagen mediática».

En el encuentro de este miércoles con la prensa, también trascendió que los obispos transmitieron una invitación al papa Francisco para que visite la Argentina en la segunda mitad del año próximo, luego de que Jorge Bergoglio declinara por cuestiones de agenda participar del Congreso Eucarístico Internacional que se realizará en julio del 2016 en Tucumán, en el que la Iglesia argentina celebrará el Bicentenario de la Independencia.

En varias manifestaciones públicas, Francisco ya reiteró su intención de visitar su país natal el año próximo, aunque todavía no está confirmada oficialmente por la Santa Sede la fecha de su llegada, que incluiría también Uruguay y Chile tal como lo hiciera Juan Pablo II en abril de 1987.

Ante la prensa, Malfa -elegido secretario general de la CEA en noviembre del año pasado- presentó las orientaciones pastorales de la Iglesia argentina para el próximo trienio, basadas en tres acciones concretas: misión, misericordia y alegría con las que buscan «bajar a la realidad cotidiana» los lineamientos del papa Francisco.

«Tenemos una responsabilidad muy grande. Somos la Iglesia que le dio un Papa al mundo», reflexionó Malfa.