CFK instó a defender la independencia económica y la soberanía política y territorial

CFK acto 10 de junio malvinasPaís. La presidenta defendió hoy la decisión de no pagar a los Fondos Buitres que pretenden aplicar usura e inequidad pero advirtió que no sería raro que algún juez diga que también hay que pagarle al resto del 93 por ciento de los accionistas que entraron en el canje y tirar abajo la reestructuración.

Al hablar por cadena nacional en el acto en el Museo de Malvinas con motivo del Día de la reafirmación de los derechos de los argentinos sobre las Islas, Fernández de Kirchner hizo una relación entre el caso de la guerra en las Islas con la lucha contra los fondos buitre.

Porque en 1982, señaló que “mientras peleaban nuestros muchachos en Malvinas, en el ministerio de Economía había un representante de la banca inglesa”.

Al involucrar al tema de la Soberanía también en el aspecto económico y político CFK se refirió en su mansaje a la sentencia del magistrado estadounidense Thomas Griesa sobre el canje de deuda, que el próximo 16 de junio cumplirá un año.

Al respecto, destacó que “debe quedar en claro, que vamos a sostener una y mil veces que estamos dispuestos a pagar a todos los acreedores en condiciones normales y equitativas para todos”.

La jefa del Estado manifestó también que  “la cuestión de la deuda es un tema de subordinación política que quieren para seguir implementado políticas neoliberales”.

En ese sentido, expresó que “por ese motivo, hoy quiero hablar del concepto soberano de la defensa de nuestra independencia económica y nuestra soberanía política y territorial”.

Al cuestionar a postulantes a la presidencia del arco opositor –uno de ellos, Mauricio Macri- la primera mandataria sostuvo que “algunos que hoy son candidatos» en las elecciones nacionales de este año «decían que el país debía pagarles a los fondos buitre”, abonando «tasas usurarias».

Y subrayó que esas son “voces con mucho espacio mediático que nos decían que debíamos lo que constituye una afrenta a quienes entraron en el canje de la deuda».

A renglón seguido, mencionó que si hacíamos lo que decían esos dirigentes, «hoy deberíamos pagar 20.000 millones de dólares” a los fondos buitre, tras lo cual reiteró: “Estamos dispuestos a pagar en condiciones legítimas y justas para nosotros y nuestros acreedores”.

Respecto al tema Malvinas fue categórica al remarcar que «no vamos a renunciar nunca» al reclamo histórico de soberanía sobre las Islas Malvinas y aseguró que «la palabra» es «la única arma» que tiene este país a la hora de enfrentar al Reino Unido.

«La única arma que tenemos y a la que nunca vamos a renunciar jamás es a la palabra” reafirmó, y dijo que esa palabra “va a seguir estando en cada uno de los foros internacionales todo el tiempo».