Tras ratificarse triunfo de Lifschitz, desde el Frente cordobés, destacaron fortalecimiento de alternativa progresista

lifschit festejoSanta Fe/Córdoba. El rosarino del Frente Progresista Cívico y Social es el nuevo gobernador electo. El recuento definitivo reveló una ventaja sobre el macrista Miguel Del Sel de apenas 1.776 votos. Desde Córdoba, los progresistas locales celebraron la victoria. El candidato a gobernador del FPyP, Roberto Birri, señaló que el triunfo santafecino demuestra que “el progresismo vino para quedarse, para jugar en primera y disputar espacios de poder para transformar la realidad”. En el PRO no reconocen la derrota e indican que ellos ganan “por poquito”.

La diferencia definitiva, informada por voceros del Tribunal Electoral, fue levemente más ajustada que la del escrutinio provisorio, que indicaba que el candidato socialista se había impuesto por 2.128 sufragios.

Desde Unión PRO no reconocieron la derrota y, en ese sentido, la diputada provincial Alejandra Vucasovich declaró que restan «muchas impugnaciones a contestar».

«Nuestro escrutinio provisorio nos da que estamos ganando por poquito. Si no reconocen estos números vamos a ir a la Justicia», añadió.

En tanto, el camarista Daniel Acosta, vocal del Tribunal Electoral, señaló que se trabajó «con normalidad, con un criterio de apertura de urnas muy amplio» y que se trató de un escrutinio «con aval jurídico», por lo que «si alguien no quiere reconocer una derrota será una cuestión política».

La nueva victoria del Frente Progresista supone además un golpe a las aspiraciones presidenciales de Mauricio Macri, quien esperaba robustecer sus posibilidades con un triunfo en el cuarto distrito electoral del país, con el 9 por ciento del padrón.

De hecho, los operadores del PRO dejaban trascender encuestas antes del 14 de junio que auguraban un cómodo triunfo de Del Sel, quien en las PASO había obtenido más votos que la sumatoria de Lifschitz y su rival interno, el radical Mario Barletta.

De los resultados de hoy surge como dato insoslayable que la coalición vencedora, no logra detener la merma de adhesiones que viene experimentando desde que gobierna la provincia en 2007.

Mapa legislativo

Las elecciones provinciales definieron además la nueva conformación de la Legislatura, donde el Frente Progresista obtuvo la mayoría en la Cámara de Diputados, al lograr 28 de las 50 bancas con el triunfo de la lista que encabezó el gobernador Bonfatti.

Los 50 lugares se completan con 10 bancas para el justicialismo, igual cantidad para Unión PRO, y las restantes dos para el Frente Social y Popular.

En tanto, en el Senado, el oficialismo se alzó con 8 escaños, la misma cantidad que el Frente Justicialista para la Victoria, a lo que hay que sumarle 3 del Partido Unión Celeste y Blanco, a través del cual renovaron sus bancas tres senadores del actual bloque justicialista.

En cuanto a las principales intendencias, el Frente Progresista Cívico y Social y el Frente Justicialista se adjudicaron cinco cada una.

La coalición gobernante retuvo las dos más importantes: Rosario, con Mónica Fein, y Santa Fe, con José Corral, y gobernará también en Villa Gobernador Gálvez (ganó Alberto Ricci), Santo Tomé (la intendente electa es Daniela Questa) y San Lorenzo (con el triunfo de Leonardo Raimundo).

Alternativa progresista en la Argentina

Roberto-BirriAl conocerse el resultado del escrutinio definitivo que otorgó la victoria a Miguel Lifschitz, desde la provincia vecina festejaron lo sucedido, al advertir que esto “fortalece la construcción de una alternativa progresista”.

El candidato a gobernador de Córdoba, Roberto Birri, aseveró que “el triunfo del Frente Progresista en Rosario y Santa Fe es una gran noticia para todos los que compartimos la construcción de una alternativa progresista”.

En ese plano, opinó que “sin duda nos fortalece de cara a las elecciones de la provincia de Córdoba y las elecciones nacionales, porque demuestra que el progresismo vino para quedarse, para jugar en primera y disputar espacios de poder para transformar la realidad”.

“El Frente Progresista santafesino es una gran experiencia de construcción colectiva que lleva adelante una gestión de gobierno con una profunda vocación transformadora y es el ejemplo que seguimos”, destacó el socialista.

Por último, Birri valoró la “construcción seria que lleva más de 20 años de experiencia” por sobre “figuras taquilleras”, en claro alusión a la fuerza macrista.