«La política judicial es la lucha contra la impunidad», dijo Ariel Lijo

ariel lijo juezPaís. El juez federal sostuvo que “hay compromiso por parte de los jueces federales para combatir» la corrupción y que «encuentran respaldo dentro de los tribunales”.

El juez federal Ariel Lijo sostuvo hoy que “hay compromiso por parte de los jueces federales para combatir» la corrupción y que «encuentran respaldo dentro de los tribunales”, al tiempo que negó presiones políticas y la existencia de operadores judiciales al afirmar que “la política judicial es la lucha contra la impunidad».

En declaraciones a radio Nacional, Lijo negó en la mañana de este miércoles  que el avance en las medidas judiciales sobre casos de corrupción durante el anterior gobierno responda a presiones de sectores interesados y lo relacionó con que “hay una política desde la Corte Suprema para terminar con la impunidad”.

Además, explicó que juntar prueba y estructurar una decisión judicial lleva un tiempo que “nunca coincide con los tiempos de la demanda pública» y recordó que «hubo muchos casos en estos años de juzgamiento de funcionarios en funciones, como Felisa Miceli y Guillermo Moreno».

«Acá hay fiscales y jueces que trabajan durante años», afirmó Lijo y apuntó que «es más sencillo criticar la decisión que respaldar el valor institucional que tiene».

«Hay un trabajo muy serio y muy arduo de fiscalías y juzgados para desentrañar casos de lavado de dinero», agregó Lijo poco más tarde en declaraciones a radio Continental.

Lijo negó que existan acciones coordinadas por parte de los jueces y lo fundamentó al asegurar que cada uno es independiente y que sus fallos son evaluados por los tribunales superiores.

“Sí está claro que hoy los jueces tienen respaldo dentro del Poder Judicial”, aseveró el magistrado y puntualizó que «los tribunales le pusieron límite a la denominada ‘democratización de la Justicia’ aprobada por los otros poderes», en referencia a las leyes de reforma del Poder Judicial impulsadas por el gobierno de CFK que fueron aprobadas por el Congreso y declaradas inconstitucionales por la Corte Suprema.

«La política judicial es la lucha contra la impunidad. No debe tener ningún otro eje”, concluyó. (Télam)