«La situación de muchos tambos es casi terminal»

crisis_lecheria_fyo_0Buenos Aires/País (6/7/16). El presidente de la Sociedad Rural de Brandsen, Hugo Carricaburu, lo afirmó al hacer hincapié en que los productores vienen trabajando a pérdida, y señaló que aunque el sector mantiene un diálogo con el gobierno, aún no hay respuestas.

“La situación de muchos tambos es casi terminal, porque no cierran los números: venimos con un precio muy bajo de la leche hace más de un año”, explicó Carricaburu en declaraciones a Radio Provincia.

Para el productor, el precio de la leche ha disminuido más de 30% desde marzo de 2015, mientras que “el costo del alimento balanceado para la vaca presentó un alza superior a 50%, ya que el maíz, su principal insumo, duplicó su valor por el fin de las retenciones y del cepo cambiario”.

Carricaburu detalló que “el tambero está cobrando por el litro de leche 3,70 y 3,80, y el costo de producirlo es arriba de 4,70 y 4,80; pierde $1 peso por litro”.

“El aumento de costo lo absorbió el tambero y no aguantamos más. Para mantener la situación, el tambo se fue descapitalizando, vendiendo la vaquillona, o trató de sacar vacas de descarte y de media producción”, señaló.

“El equilibrio entre el peso del costo la absorbió el tambero y hoy corre riesgo el sostén de muchas familias”, remarcó el productor.

Respecto de la relación con el gobierno, el representante de la Sociedad Rural de Brandsen destacó que “tenemos muy buen diálogo, pero todavía no tenemos respuesta”.

Por otro lado, advirtió que el panorama también presenta dificultades por el cierre de las exportaciones. “Sabemos que se cerraron las exportaciones y hay una abundancia mundial de leche que nos significó la baja de la leche en polvo, sumado a que años atrás no exportábamos nada de leche seca y ahí también perdimos todos los mercados”, afirmó.

En el mismo sentido, Santiago Pereyra, de la Cuenca Lechera Mar y Sierras con sede en la ciudad de Tandil, dijo que los “más perjudicados son los productores y los consumidores».

«Los productores producimos a pérdida y los consumidores pagan mucho más de lo que deberían pagar”, explicó Pereyra en declaraciones a Diario Eco de Tandil, y en la misma línea que Carricaburu señaló que “hay peligro de que cierren algunos tambos. Todos nos estamos achicando y otros cambian de actividad“. (Télam)