La inflación disparó la puja por la reapertura de las paritarias

110216Macricongremios1

País (14/7/16). El tema quedó instalado a partir del estancamiento de la inflación anual en torno al 45%, un nivel muy superior al porcentaje promedio de los acuerdos salariales del primer semestre. 

El estancamiento de la inflación anual en torno al 45%, un nivel muy superior al porcentaje promedio de los acuerdos salariales del primer semestre, impulsó este jueves la instalación de una eventual reapertura de paritarias en el debate político.

Gremialistas, gobernadores, legisladores y economistas analizaron con disensos si el gobierno nacional debe dar luz verde a retomar las negociaciones salariales dado que la suba de precios ya licuó las mejoras acordadas cuando se estimaba que la inflación iba a desacelerar.

Además de la inflación -que en la Capital Federal ya alcanza el 47% anual- las empresas y los Estados provinciales y municipales enfrentan una caída de recursos fiscales debido a la baja en la recaudación propia y en la Coparticipación Federal por la recesión económica.

El secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, aseguró este jueves que exigirá «la reapertura de las paritarias» y anticipó que es un reclamo que también es compartido por los gremios de la CGT.

«Los gremios vamos a pedir la reapertura de paritarias, tanto la CTA como la CGT. Cuando se hicieron los acuerdos paritarios no se imaginaba que íbamos a estar en estos niveles de inflación», dijo el sindicalista en declaraciones radiales.

Inflación se comió aumentos

Economistas de la agrupación kirchnerista La Gran Makro advirtieron que a raíz de la inflación registrada en el primer semestre del año, «se perdió el 80% del promedio de los acuerdos paritarios del año».

«La inflación de 27% en el primer semestre aniquila el salario real de los trabajadores», alertaron los especialistas.

Y explicaron que «teniendo en cuenta que, para todo el año, buena parte de los gremios cerraron acuerdos salariales en torno al 30% y en cuotas, estamos en presencia de una pérdida del salario real que no se veía desde 2002».

«En efecto, en siete meses, los trabajadores formales están perdiendo casi todo el aumento en las remuneraciones del año, ni que decir de los trabajadores informales», subrayaron.

En ese sentido, evaluaron que «si los gremios que hasta el 2015 tenían como principal reclamo el pago del impuesto a las Ganancias, ahora el gobierno de Mauricio Macri los puso ante una pérdida impensada del poder adquisitivo, cuya única herramienta de equiparación es exigir la reapertura inmediata de las paritarias». (NA)