Scioli se defendió de las acusaciones de Carrió: Son «falsas», afirmó

daniel scioli entrevistaBuenos Aires/País (2/8/16). El ex gobernador afirmó que las extracciones de dinero bajo sospecha tuvieron como objetivo el «pago de sueldos y horas extras a los trabajadores del Estado provincial». En tanto, la diputada de la CC-ARI, profundizó su denuncia contra la gestión sciolista. 

Scioli sostuvo que las acusaciones en su contra por el supuesto retiro de $20 mil millones en efectivo del Banco Provincia son de «absoluta falsedad» y señaló que las extracciones de dinero tuvieron como objetivo el «pago de sueldos y horas extras a los trabajadores del Estado provincial».

«Frente a la denuncia pública realizada a través de un informe periodístico, me veo en la obligación ética y política de afirmar la absoluta falsedad de las imputaciones que se han realizado en mi contra y de funcionarios de mi gobierno», remarcó  en un comunicado.

Se refirió así a la causa iniciada por una denuncia de la diputada Elisa Carrió, que fue impulsada por el fiscal Álvaro Garganta por el supuesto retiro de fondos por ventanilla entre 2014 y 2015, los que se investiga si fueron destinados a la campaña electoral del año pasado.

Al respecto, el ex mandatario bonaerense expresó que durante su gestión «nunca» desde el Banco de la Provincia de Buenos Aires «se han hecho extracciones irregulares en efectivo por 20 mil millones de pesos ni de ningún otro monto».

«La realidad de los hechos es que conforme a la ley y a las normas administrativas y bancarias vigentes, se hicieron transferencias electrónicas desde la cuenta única de la Tesorería de la Provincia a las cuentas de los diferentes organismos para pago de sueldos y horas extras a los trabajadores del Estado provincial, así como toda otra obligación que hiciera al funcionamiento del Estado y de sus empresas», explicó Scioli, que se declaró como el «principal interesado en que se esclarezcan los hechos.

Por su parte, el exjefe de Gabinete de Scioli, Alberto Pérez, agregó en diálogo con radio La Red que el destino de los fondos fueron sometidos a «tres controles» previos: por parte de la Contaduría General, por la Asesoría General -que encabezaba el actual ministro de Justicia de María Eugenia Vidal, Gustavo Ferrari- y por la Fiscalía Administrativa, como así también por una revisión posterior de la ejecución de esas partidas, a cargo del Tribunal de Cuentas.

En tanto, el expresidente del Banco Provincia Gustavo Marangoni, remarcó que «no hay forma física de extraer 20.000 millones de pesos de la ventanilla de un banco».

La causa por la que Scioli es investigado por presuntas maniobras de lavado de dinero y desvío de fondos de partidas extrapresupuestarias tiene su origen en una denuncia de Carrió presentada el 2 de junio pasado en la Unidad Fiscal de Instrucciones Número 11 de La Plata.

Pago de prebendas

carrio fotoEn tanto, la diputada de la CC-ARI, profundizó su denuncia contra la gestión del ex gobernador Scioli e insistió en decir que hubo un «pacto de impunidad muy grande» entre «todos los partidos políticos», a excepción de su fuerza, que habilitó el pago de «prebendas».

«Se han robado la provincia de Buenos Aires, no tengo dudas; el enriquecimiento de Scioli, Pepe Scioli y (el ex jefe de Gabinete bonaerense Alberto) Pérez es escandaloso», advirtió Carrió, en la sede del Instituto Hannah Arendt, luego de compartir una charla con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.

En el Instituto Hannah Arendt, Carrió aseguró este lunes que el «pacto de impunidad» en la provincia data de muchos años y remarcó que los políticos «recibían mucho dinero» de la dirigencia que condujo la provincia en las últimas décadas.

Mencionó también al ex gobernador Eduardo Duhalde y se preguntó por qué los legisladores de la oposición bonaerense no hicieron denuncias en todos esos años.

«No hay radicales que hayan denunciado; no le he visto ni a (Sergio) Massa ni a (Margarita) Stolbizer», graficó Carrió, quien mantiene un enfrentamiento tanto con el líder del Frente Renovador como con su ex compañera radical.

Con todo, Carrió dijo en tono de ironía que los ex funcionarios bonaerenses podrán «explicar» ante la justicia si las facturas y las propiedades son legales.