Gobierno admitió a la cúpula de la CGT un «momento de dificultad»

ReuninMinisteriodeTrabajo

País (2/8/16). Los líderes sindicales fueron recibidos por los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; de Producción, Francisco Cabrera; y de Salud, Jorge Lemus.  En la oportunidad, el titular de la cartera laboral sostuvo que no reabrirán las paritarias este año.

La administración nacional admitió este viernes ante la cúpula de la CGT que se registra un «momento de dificultad» con «caída de la producción y del consumo», pero confió en una recuperación para el año próximo y planteó en ese contexto intercambiar «propuestas» con los líderes sindicales.

Así lo señalaron el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el de Producción, Francisco Cabrera, al término de un encuentro que mantuvieron también con su par de Salud, Jorge Lemus, con la nueva cúpula de la CGT que encabeza Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña.

«Es un momento de dificultad pero estamos yendo a una transición hacia un escenario mucho mejor», expresó Triaca, quien consideró que «todos ven una posibilidad de crecimiento para la economía argentina el año entrante».

Acerca de cuales fueron los reclamos puntuales de la CGT y si pidieron una reunión con el presidente Mauricio Macri, el titular de la cartera laboral manifestó que «el triunvirato planteo un estado de situación de como veía la economía argentina, donde le preocupa el tema del empleo, la caída de actividades en algunos sectores y la inflación».

Luego de explicar que también se habló de «la litigiosidad en las ART», sobre el pedido de una reunión con Macri, Triaca destacó que «nos propusimos trabajar en grupos y por supuesto a partir de eso sin duda habrá más adelante la oportunidad del presidente».

Por su parte, el sector sindical al término de la reunión y posterior conferencia de prensa de los funcionarios, manifestó su opinión sobre el encuentro a través de declaraciones de los dirigentes Juan Carlos Schmid y Abel Frutos».

Schmid precisó que la reunión «ha dejado un sendero de tratativas pero sin resultados concretos. Fue casi neutra y sobre los resultados podremos dar una respuesta más contundente en 20 días, porque las soluciones no aparecen en una primera reunión».

El secretario general de la CGT al referirse a las declaraciones de los ministros que calificaron a la reunión como «productiva»,sostuvo que «no significa solamente una vocación de diálogo, sino resultados visibles», a la vez negó que se haya hablado de «fecha de reunión con el presidente Macri».

Trabajo es «una oficina de la UIA»

pablo-moyanoMás temprano, el secretario adjunto de Camioneros y Secretario Gremial de la CGT descalificó al encuentro que mantuvo la conducción de la central obrera con autoridades nacionales en la sede de la cartera laboral.

«Cada vez que uno va al ministerio de Trabajo es para hablar de fútbol, es entrar a una oficina más de la UIA… deben estar contentos porque ganó la Selección… es ir a hablar de fútbol», ironizó el sindicalista en radio Futurock.

Moyano agregó que «los planteos» sindicales «son los mismos que los que hizo la CGT antes de unificarse y lamentablemente no escucharon ni los ministros ni el Presidente (Mauricio Macri)».

Escéptico sobre los resultados de la reunión entre el Gobierno y la CGT, el sindicalista estimó poco probable que el gobierno implemente un bono para fin de año, y recordó que «si hubiera tenido un poquito de sensibilidad, en junio hubiera eliminado ganancias del aguinaldo».  (NA y Télam)