Caso Rafecas: Expresan su rechazo a cualquier intento de “avasallar pilares fundamentales” del Estado de Derecho

1422905225150202010Córdoba/País (13/9/16). En igual sentido a lo formulado por la agrupación a nivel nacional, Justicia Legítima Córdoba (JLCba) se refirió a la solicitada de los representantes del poder mediático, económico y del oficialismo, pidiendo la remoción del Juez Federal Daniel Rafecas. 

En ese sentido, criticó que “esa petición no contiene referencia a tramo alguno de la resolución del Juez, que  desbrozara los argumentos esgrimidos sin prueba por el Fiscal Nisman”. Por ello, sostuvo: “No perdonan así que un juez se mantenga en sus postulados jurídicos sin atender otros intereses”.

Quienes integran Justicia Legítima Córdoba expresaron este martes su adhesión al pronunciamiento a nivel nacional, en el cual se destaca el rechazo contundente “a cualquier intento de avasallar pilares fundamentales del Estado de Derecho, más aún cuando se opera en los márgenes del orden constitucional”.

“Nos oponemos a todo intento de alinear la justicia con una determinada idea política, lo que, en definitiva, constituye un ataque a la independencia judicial en su acto básico, el de decidir cuestiones que se le presentan para su resolución”, se resaltó en el texto difundido a la prensa.

Asimismo, se enfatizó que “los ataques a Daniel Rafecas y Martina Forns por disensos en el sentido de sus fallos, se da de patadas con la independencia judicial como garantía de la imparcialidad del juez”.

“Los jueces, en el marco de sus funciones, resuelven los conflictos conforme a su propia formación jurídica; podrían incluso equivocarse, pero precisamente para fortalecer el pronunciamiento están las herramientas de revisión en instancias recursivas”, se observó desde JLCba.

En esa línea, aclaró que “la autoridad de una sentencia descansa en la cantidad de filtros que atraviesa y en ocasiones -por su trascendencia-, también por ámbitos académicos, como el fallo del juez Rafecas, que con sólidos argumentos tuvo el respaldo absoluto de profesores de derecho”.

“En definitiva, la estabilidad de un juez solo puede depender y se garantiza desde la vigencia plena de los principios constitucionales”, concluyó.