Riutorismo impulsa reforma electoral en la Ciudad

urna-eleccionesCiudad de Córdoba (6/10/16). La propuesta de los concejales del bloque Fuerza de la Gente se articula en dos proyectos de amplio alcance. Por un lado, un nuevo Código Electoral, que incorpora las PASO municipales, regula la campaña y publicidad electoral, y establece un sistema de financiamiento de las agrupaciones políticas. El otro proyecto contiene dos enmiendas a la Carta Orgánica.

Tras presentar las iniciativas en el Concejo Deliberante, los ediles de la bancada opositora sostuvieron que  “la reforma integral del Código Electoral Municipal, tiene como principal objetivo garantizar transparencia en los procesos electorales”.

En cuanto a las PASO municipales, defendieron su incorporación con el argumento de que permite que los ciudadanos puedan participar en la selección de los candidatos de manera “transparente, dando igualdad de oportunidades a todos los sectores políticos de la ciudad”.

Además, remarcaron que esta iniciativa representa un avance, ya que “es una herramienta que sirve para perfeccionar la participación democrática”.

Otros puntos claves de la reforma impulsada por el Riutorismo, es la regulación y financiamiento de la campaña electoral y publicidad. Al respecto, manifestaron que la propuesta prevé una campaña de 35 días corridos y la prohibición de los actos de gobierno en ese período.

Asimismo, se crea un sistema de aporte financiero de campaña y distribución de espacios publicitarios para las agrupaciones políticas que se presenten tanto en las PASO, como las que lleguen a participar de las elecciones generales.

Para ello, se establece la Unidad Económica Electoral (UEE), equivalente al 0,03% del valor del Salario Mínimo Vital y Móvil, que, multiplicado por la cantidad de electores, determina el monto que será otorgado como aporte financiero para cada agrupación, en las PASO. Igual importe se distribuirá entre los candidatos proclamados para las elecciones generales, detallaron los concejales del núcleo opositor.

De la misma manera, indicaron que se establece el monto para publicidad, que no podrá ser inferior al resultante del aporte económico financiero total en las PASO.

candidatos-debate-1-municipioAsí, el presupuesto del año electoral deberá contener una previsión destinada al aporte económico para las agrupaciones políticas y los gastos de publicidad electoral, precisaron.

En referencia a la contratación de espacios en la vía pública y en los medios de comunicación en la campaña, el proyecto opositor establece su prohibición “por sí o por terceros”, es decir que serán distribuidos exclusivamente por el Juez Electoral, a instancias de la contratación estatal.

“Esto va a permitir que el elector tenga la posibilidad de conocer toda la oferta electoral en igual medida. Y, además, que todos los postulantes, tengan o no tengan recursos propios puedan acceder al financiamiento estatal, para presentar su propuesta a los vecinos”, enfatizaron los ediles de la bancada riutorista. En ese sentido, se añadió: “Queremos más transparencia en el manejo del dinero de las campañas, tanto público, como privado”.

La iniciativa opositora incorpora además al nuevo Código la figura del Juez Electoral Municipal de carácter permanente y de la Junta electoral municipal, que hasta hoy era constituida por tres jueces civiles, por acuerdo del DEM con el TSJ, que estará integrada por tres jueces de falta municipal designados por sorteo y con la presencia de un veedor de cada agrupación.

“Esto brinda más claridad y transparencia al proceso de selección de los jueces que intervienen en la elección”, se apuntó.

Sobre la incorporación del uso de tecnología electrónica, el Riutorismo se expresó a favor de que se mantenga la Boleta Única de Sufragio, pero que se deje abierta la posibilidad de que el Concejo Deliberante sancione por mayoría agravada, la incorporación del uso de tecnología electrónica. “La intención es ampliar las posibilidades en la utilización de las herramientas de sufragio”, se aclaró.

Por último, los concejales manifestaron la necesidad de que los menores de 16 a 18 años puedan ejercer el derecho a sufragar, sin necesidad de inscripción previa. De hecho, la enmienda a la Carta Orgánica que plantean va en esa dirección. Es decir se establece que el cuerpo electoral se compone además con los menores.