CGT: El bono y el paro recalientan el debate (interno) entre los popes sindicales

moyano-cgt-y-ministrosPaís (9/10/16).  Pablo Moyano amenazó con romper la CGT si la central no convoca a un paro general. Sin tapujos, afirmó que el triunvirato cegetista «no tuvo huevos para pararle al gobierno». Por su parte, el dirigente gastronómico, Luis Barrionuevo, en respuesta a los funcionarios macristas, demandó un bono de fin de año que abarque a todos.

El referente del gremio de los camioneros -uno de los sectores con mayor poder de fuego- afirmó que «si acepta un bonito o maquillaje» a cambio de desactivar el paro, «no tendría sentido seguir» en la central obrera.

De esta manera,  el secretario adjunto de dicho sindicato, amenazó con romper la CGT si la central obrera no convoca a un paro general más allá de si el gobierno aprueba un bono navideño.

Moyano disparó con dureza contra el triunvirato conformado por Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña al sostener que la conducción de la CGT «no tuvo huevos para pararle al gobierno».

Con fuertes críticas, el sindicalista advirtió que «si acepta un bonito o maquillaje» a cambio de desactivar el paro que impulsan otros sectores del movimiento obrero, «no tendría sentido seguir» en esa central.

De esta manera, Moyano agitó las aguas de una CGT que ya venía revuelta a raíz de las distintas visiones sobre cómo plantarse frente al gobierno en el actual contexto de conflictividad social y laboral.

Las facciones debaten si seguir en una tesitura conciliadora a la espera de alguna respuesta parcial como un bono de fin de año, o bien dar por terminada la mesa de negociación y llamar a una huelga general que reclame medidas más de fondo como la reapertura de paritarias.

Claramente, Pablo Moyano se sitúa en este último grupo, que considera que el tiempo del que disponía la administración macrista para hacer una oferta a los gremios ya está agotado, y que llegó el momento de la confrontación en la calle.

Bono generalizado      

luis-barrionuevoPor su parte, el dirigente gastronómico señaló que el bono, que saldría a fin de año, debería abarcar «a todos», al ser consultado sobre la medida que inicialmente comprende a los sectores más vulnerables y a quienes cobran la jubilación mínima.

Barrionuevo opinó este domingo que «lo mejor sería que el presidente saque un decreto con un bono generalizado para todos», ante la posibilidad de que la CGT convoque a un paro la próxima semana si el gobierno no responde positivamente a sus pedidos en ese sentido y a eximir al medio aguinaldo del impuesto a las ganancias.

En declaraciones a radio La Red, manifestó que «no sé si irán o no (al paro, en relación a la CGT), pero lo van a tener que analizar», aunque sostuvo que «el bono alcanza para cuatro alfajores».

Al explicar su pedido de bono generalizado, lo justificó señalando que no todos están en la misma situación «como los privados y los estatales» y agregó que «también está el tema de los jubilados».