Promueven alimentación saludable para pacientes con enfermedades crónicas

carlos-ciprianCórdoba (18/10/16). A través de un proyecto de ley, el legislador por el Departamento Totoral, Carlos Ciprian (UCR),  promueve la alimentación saludable para pacientes con enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación, estableciendo políticas de comercialización, de seguimiento estadístico, protección, investigación, monitoreo y prevención de las consecuencias que estas dolencias provocan en la salud de las personas.

La iniciativa crea -también- dentro Programa de Alimentación Saludable de la Dirección de Promoción y Protección de Enfermedades No transmisibles del Ministerio de Salud, el Plan “Nutrir Sano”, como apoyo para pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles de origen o de implicancias nutricionales, con el alcance, las funciones y las obligaciones establecidas en esta propuesta de ley.

El citado plan funciona como estrategia básica en la política de salud del Estado provincial, tendiente a reducir la prevalencia de factores de riesgo y demás consecuencias resultantes de las enfermedades crónicas no transmisibles relacionadas con la nutrición, enfermedades cardíacas adquiridas y patologías por desajustes metabólicos; mediante la vigilancia de este tipo de enfermedades y el seguimiento de sus factores de riesgo.

dieta-sanaAsimismo, se impulsa la promoción de conductas de alimentación sana y el ordenamiento de la comercialización de alimentos con riesgo nutricional para los pacientes que sufren enfermedades relacionadas con la alimentación, como alergias e intolerancias alimentarias y síndrome metabólico.

En tanto, los alumnos de las escuelas públicas de nivel inicial, primaria, especial y media, previo a acceder a la ración alimentaria del PAICOR o cualquier alimento provisto de manera secuencial o eventualmente por programas implementados por el Estado; deben ser evaluados previamente, para determinar su reacción alérgica y/o intolerancia alimentaria a los productos alergénicos.

Según la OMS, las enfermedades no transmisibles de origen nutricional son responsables del fallecimiento de más de 36 millones de personas cada año; de ese total más del 80%, se producen en países con problemas económicos estructurales, como es el caso de la Argentina. Pero hablando específicamente de cifras, lo más acuciante es que el 90% de las muertes de este tipo, se producen en personas menores de 60 años de edad.