“Narcozapallitos”: Insfrán denuncia «operación maliciosa» en contra, mientras allanan empresa de familiares

editorial-2156271w620Formosa/País (21/10/16). El gobernador de Formosa se desligó «cualquier tipo de vinculación» familiar en la causa judicial que investiga la detención de un camión, supuestamente propiedad de un familiar suyo, que transportaba gran cantidad de marihuana. En la mañana de este viernes, se realizó el allanamiento a la empresa Santa Rita SRL por orden de la jueza federal chaqueña Zunilda Niremperger.

En una solicitada titulada «La Calumnia» y publicada en distintos matutinos porteños, Gildo Insfrán hizo su descargo sobre los acontecimientos y ratificó: «No me preocupa que se hagan operaciones de todo tipo, ya que no van a lograr que me calle ni que ceje en la defensa de los intereses de todos los formoseños».

«Ante trascendidos periodísticos que intentan vincular mi nombre a una causa judicial relacionada con un hecho de narcotráfico, ocurrido en días pasados, estimo necesario poner evidencia la falta de fundamentos y la intencionalidad política de esta operación maliciosa», comienza el texto.

«Esta práctica deleznable se ha vuelto habitual entre quienes no conocen otra herramienta política que no sea el agravio, la difamación y el daño a la dignidad de individuos y de la comunidad formoseña general», remarcó.

Para el mandatario provincial «a esta nueva operación no solo se suman dirigentes políticos opositores con sus mezquinos intereses y medios de comunicación afines, sino que el principal vocero de la misma es un ex intendente de la Unión Cívica Radical de la ciudad de Formosa y actual periodista de Radio Nacional que ya fuera condenado por la Justicia por mancillar la memoria de mi hijo y los sentimientos de mi familia».

En otro párrafo de la solicitada, el caudillo peronista que gobierna Formosa desde 1995, ratificó su compromiso personal y el de su gobierno “de Tolerancia Cero para con el Narcotráfico, que tanto daño provoca a nuestras comunidades, y seguiremos fortaleciendo nuestras políticas integrales para la prevención y asistencia frente a la problemática de las adicciones».

En tanto, por orden judicial, en la mañana de este viernes, allanaron la empresa de una sobrina segunda del gobernador y de su esposo, actualmente detenido, situada en General Belgrano, en el marco de una causa en la que se investiga el secuestro de dos toneladas y media de marihuana.

formosa1Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que el allanamiento fue ordenado por la jueza federal chaqueña Zunilda Niremperger, quien dispuso el procedimiento en la empresa Santa Rita SRL, a la que pertenecía el camión que trasladaba la droga y cuyos principales dueños son el actualmente detenido Jabier Ávalos (36) y su esposa, Liliana Mabel Tijera Insfrán (34), prima segunda del mandatario formoseño. Sin embargo, la magistrada no adoptó por el momento ninguna medida para Tijera Insfrán.

En tanto, también hoy, se entregó en un escuadrón de Gendarmería Gustavo Muñoz, quien fue señalado como el dueño de la casa donde se cree que encajonaron los ladrillos de marihuana en el cargamento de zapallitos.

Además de Ávalos y Muñoz están detenidos en la causa el chofer del camión que trasladaba la droga y los otros seis hombres que ayudaban a realizar la carga del camión, mientras que la esposa de un hombre que intermedió en la compra del cargamento de zapallitos se presentó hoy en una sede de la Gendarmería y denunció haber recibido «amenazas de muerte» dirigidas a sus dos hijas menores de edad, sin embargo también quedó apresada.

El secuestro de la marihuana se produjo el sábado en la localidad formoseña de Laguna Naineck, en el noreste de la provincia y próxima a la frontera con Paraguay, a unos 45 kilómetros al oeste de la ciudad de Clorinda, donde personal de Gendarmería realizaba controles de rutina.

Según informaron las fuentes, los gendarmes detuvieron la marcha de un camión que entraba al país desde Paraguay transportando cajones con zapallitos y se dispusieron a inspeccionar el cargamento.

Durante la requisa, los efectivos descubrieron que entre las verduras habían sido escondidos gran cantidad de paquetes rectangulares o «ladrillos» de marihuana.

Al descargar y revisar todos los cajones, los efectivos contabilizaron un total de 3.729 paquetes de marihuana, con un peso de 2.542,99 kilos, y la sospecha es que el cargamento tenía como destino la provincia de Mendoza. (Fuente Télam).