Stanley pidió a la oposición acompañar con su voto la Emergencia Social acordada

stanley-y-organizaciones-sociales

País (24/11/16). La ministra de Desarrollo Social explicó que el acuerdo con las organizaciones sociales incluye la reasignación de partidas, la creación de un registro único de trabajadores informales, entre otros ítem.  En este sentido, requirió al Parlamento nacional que aprueba el proyecto de Emergencia Social.

Carolina Stanley afirmó este jueves que  “diciembre no debería ser un mes conflictivo” tras el acuerdo alcanzado anoche con los movimientos populares sobre la emergencia social.

En cuanto a los $30.000 millones comprometidos por el gobierno nacional para atender necesidades de los sectores más vulnerables, la funcionaria precisó que “no se financiará con deuda” sino con “reasignación de partidas” tanto del Ministerio de Desarrollo Social como de Trabajo.

Stanley apeló a la “responsabilidad” y “seriedad” de la oposición en el Congreso para que acompañe y apruebe el proyecto consensuado con las organizaciones, que será tratado en sesiones extraordinarias, en diciembre próximo.

“Hoy por hoy todos estamos de acuerdo en que diciembre no debería ser un mes conflictivo, con lo cual queda expuesto aquel que quiere abusar políticamente de diciembre para generar una situación de conflicto”, dijo la titular de la cartera social en declaraciones a radio Nacional, en las que celebró el acuerdo arribado ayer -tras arduas negociaciones- con los movimientos sociales.

En ese marco, la ministra apeló a la “resonsabilidad” y “seriedad” de la oposición para acompañar el proyecto de ley que fue incluido en el temario de las sesiones extraordinarias convocadas por el Poder Ejecutivo.

Según detalló Stanley, el acuerdo incluye “la declaración de la emergencia social, la creación de un registro único de trabajadores informales, la creación de un consejo de la economía popular y la reasignación de partidas para alcanzar primero $25.000 millones en tres años con la posibilidad de extensión de 5.000 millones más” para fortalecer medidas de contención para las personas que viven por debajo de la línea de pobreza y para robustecer programas de empleo.

“Era una situación difícil pero lo importante es que estamos todos del mismo lado y pudimos construir un proyecto en el que estamos todos de acuerdo. La de ayer fue una reunión muy profunda, de mucho diálogo”, destacó Stanley sobre el encuentro con las organizaciones sociales del que participó también el titular del bloque de Diputados del PRO, Nicolás Massot, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

Al ser consultada sobre si este acuerdo aleja definitivamente la posibilidad de un desborde social hacia fines de año, Stanley opinó que “diciembre no se construye ni se dialoga solo en diciembre, sino durante todo el año”, y destacó la “responsabilidad” tanto de los representantes de los movimientos sociales como de los funcionarios para “pasar un diciembre tranquilo”.

Las Fiestas cubiertas

Por su parte, el referente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, resaltó la «lluvia de recursos» para los sectores vulnerables que implica el acuerdo alcanzado entre las organizaciones sociales y el gobierno en el marco del Diálogo Social.

Manifestó que de este modo «están cubiertas las fiestas» de fin de año en cuanto a las necesidades básicas de los trabajadores del sector informal de la economía.

En declaraciones a radio Uno, Pérsico pronosticó un «diciembre tranquilo» porque «las fiestas están cubiertas, ya que en el programa ‘Argentina Trabaja’, que está más localizado sobre las villas del conurbano, los compañeros van a recibir en diciembre cerca de 10.000 pesos».

«Esto implica movimiento y recursos para las fiestas y que todos los argentinos tengan un pan, un pollo y una sidra para festejar», opinó el dirigente social, al tiempo que detalló que «se trata de un programa donde ya hemos acordado un aumento del monto» equivalente al «50 por ciento del salario mínimo, vital y móvil que son 4.000 pesos, y un bono de 2.000 pesos». (Télam)