Indagarán a Julio De Vido, José López y Ángelo Calcaterra en la causa Odebrecht, capítulo argentino

País (20/4/18). Los exfuncionarios kirchnerista y el empresario (primo de Macri)  deberán responderle a la Justicia por irregularidades en la concesión del soterramiento del Sarmiento, en la cual se sospecha pago de coimas, mecanismo utlizado por Odebrecht -en gran parte de América Latina- para conseguir contratos de obras de gran magnitud.

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi citó a indagatoria al empresario Angelo Calcaterra, al exministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y al exsecretario de obras públicas, José López, en el marco de una de las tres causas vinculadas al escándalo Odebrecht.

Se trata de una importante investigación por irregularidades en la concesión del soterramiento del Ferrocarril Sarmiento y donde se sospecha que se pagaron coimas por parte de la constructora brasilera.

También citó al empresario Jorge «Corcho» Rodríguez como supuesto intermediario entre los empresarios y los funcionarios investigados.

Otro nombre que se destaca en una nómina de 49 citaciones es el de Marcelo Odebrecht, figura clave de todo el entramado. Está acusado de cohecho activo: de haber sobornado funcionarios para obtener la obra. El exsecretario de Transporte, Ricardo Jaime, también será indagado por el magistrado, consignó TN.

La ronda de indagatorias arrancará el 6 de junio a las 11 con De Vido y se extenderá hasta el 17 de octubre, cuando está citado ‘Corcho’ Rodríguez, imputado como supuesto «intermediario» entre los entonces funcionarios públicos y Odebrecht.

«Los pagos que se han podido identificar con destino a los funcionarios públicos investigados en autos, emanaron directa o indirectamente de sociedades que integraron la UTE contratada y se presentan, a la luz de las pruebas colectadas, como la contraprestación y justificación del desarrollo irregular» de la licitación, señaló el juez en su resolución.

En este sentido, advirtió que «se observa que, en lo que respecta a la obra para soterrar el Ferrocarril Sarmiento, por el momento, se ha podido distinguir que los pagos en cuestión se habrían materializado de dos maneras: 1) a través de pagos a la empresa CAESA, por servicios de consultoría presuntamente inexistentes y 2) mediante transferencias que se enmarcan en el esquema internacional de pago de coimas montado por el Grupo Odebrecht a través de su División de Operaciones Estructuradas, concretamente materializadas desde y hacia cuentas radicadas en el exterior a nombre de empresas offshore».

Las 49 citaciones abarcan a los exfuncionarios que «formaron parte de la estructura del entonces Ministerio de Planificación Federal» del Gobierno kirchnerista u otras reparticiones que intervinieron «de manera sustancial en el irregular proceso licitatorio» y, además, a los «apoderados de las empresas privadas adjudicatarias» y sus responsables.

Irregularidades detectadas

En la resolución, el magistrado incorpora el resultado de la tarea requerida a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA). Del análisis efectuado respecto al expediente administrativo S01:0025176/2006, en el que tramitara la Licitación Pública Nacional e Internacional para la contratación del Proyecto de Obra con Financiamiento para la obra Soterramiento del Corredor Ferroviario de la línea Sarmiento,  se permitió advertir una serie de irregularidades en el proceso de selección e identificar los organismos y/o dependencias que intervinieron en el proceso de selección.

Para graficar esta situación, fruto del análsis del expediente de licitación, el juez Martínez De Giorgi, menciona 21 rregularidades detectadas por la PIA. 

«(…) vale hacer notar que en relación a lo señalado en el punto 1 (el amado a licitación para soterrar parcialmente el ferrocarril Sarmiento se efectuó mediante un procedimiento de etapa múltiple, sin presupuesto ni crédito legal y poniendo en cabeza de los oferentes el proyecto de ingeniería y ejecutivo),  se advierte que el proyecto a cargo del oferente podría integrar el catálogo de las denominadas «convocatorias vagas», en la medida que no se cuenta con las precisiones suficientes sobre la obra (en este caso aparecen luego de la apertura del sobre 1 y precalificación), con el consecuente desaliento para los posibles competidores por el escalonamiento con que se brinda o aparece la información y las posibilidades de que alguno de los «competidores» cuente con información adicional o privilegiada o directamente, que la administración ajuste las precisiones acondicionándolas a los intereses de uno de los competidores», se advierte en la resolución.