Por unanimidad, el Senado autorizó a Bonadio a allanar tres propiedades de CFK

País (22/8718). Tras seis horas de debate, y por unanimidad, el pleno del Senado autorizó al juez federal Claudio Bonadio a allanar las propiedades de la senadora Cristina Fernández de Kirchner (FpV). También se desestimaron las «condiciones» que había impuesto la senadora por Buenos Aires al momento de aceptar los allanamientos. Por su parte, CFK afirmó que con esto se consagra «la persecución política» hacia su persona.

En la votación en general, los 67 senadores presentes se manifestaron afirmativamente ante el pedido del magistrado. En la votación en particular del dictamen de mayoría la única diferencia se presentó en el segundo artículo, que resultó aprobado por 47 votos contra 20.

De esta manera, no fueron aceptados los pedidos formulados por la senadora Fernández de Kirchner al  juez Bonadio.  El resto de los artículos se aprobó por la unanimidad de los 67 parlamentarios presentes.

En su discurso, la expresidenta y actual senadora por Buenos Aires advirtió a sus pares que «esta es la primera vez que se va a allanar la vivienda de un senador». 

«Si algo faltaba para consagrar la persecución política era esta causa. Tengo 6 causas abiertas y cuatro por asociación ilícita», afirmó Fernández de Kirchner al criticar la investigación del juez federal Claudio Bonadio.

Al referirse a los empresarios arrepentidos opinó que «es fantástico este país. Los empresarios aportan a los populistas y los trabajadores a ustedes. Aunque después se supo que los aportantes de la Asignación Universal por hijo era mentira».

Además de reafirmar su denuncia de una persecución política, la líder de Unidad Ciudadana manifestó que «la persecución y proscripción de los dirigentes populares es un plan regional». Aquí preguntó al cuerpo, «saben quién puede ganar las elecciones de Brasil en primera y segunda vuelta? Lula da Silva. Pero no puede serlo porque lo metieron preso. ¿Les suena? Me suena y mucho».

El senador por Río Negro, Miguel Ángel Pichetto (PJ), refutó los dichos  de CFK. Expresó que «la diputada que yo conocí en el 2001, durante el escándalo de los sobornos, pedía que no había que poner ningún tipo de obstáculos a la actividad de los jueces. Contemos los hechos como fueron».

El senador destacó que el Frente para la Victoria estuvo ausente en el debate en comisión del tema y que «agregamos un inciso en el que le solicitamos al magistrado que actúe con prudencia, con decoro y con responsabilidad institucional. Y al FPV le pusimos ausente en ese debate».

Por su parte, el titular del bloque Cambiemos, Luis Naidenoff, señaló que «el debate en gran parte tiene que ver con el tema de los fueros. No hay obstáculos para la investigación judicial pero el cuerpo se reserva la autorización del allanamiento».

El senador por Formosa manifestó que eran graves los cargos judiciales que se formulaban y que «el cuerpo debe demostrar no solamente el principio de igualdad, sino también que no somos un obstáculo para la Justicia».

Al inicio de la sesión, el senador por Córdoba, Ernesto Martínez, (Cambiemos) fue el encargado de defender el dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales que resolvió autorizar los allanamientos del departamento en Recoleta, en Uruguay 1306/1310; la casa familiar en Río Gallegos, en Mascarello 441, y la casa familiar en El Calafate, en Padre de Agostini y Los Tehuelches, solicitados por el juez federal Claudio Bonadio.

«Hay que atenerse a la ley, no hay excusas para nadie. La sociedad nos reclama paridad, somos gente del común pero debemos dar ejemplo. Ser senador es una dignidad que hay que honrar, nunca un título de nobleza», resaltó.

Martínez dijo que «está a consideración del cuerpo los allanamientos en los justos términos», y concluyó su exposición diciendo: «Reclamamos nosotros con toda claridad, casi como un ruego, que prestigiemos la buena política habilitando una medida judicial que nos ha sido pedida por un juez federal».