El Banco Central restringirá la base monetaria y aplicará una banda cambiaria

País (26/9/18). Guido Sandleris anunció que, en el mercado cambiario, la entidad tendrá una política dividida en dos zonas: una de intervención cambiaria y otra de no intervención, niveles que se irán moviendo diariamente.

El titular de la entidad anunció que a partir del 1 de octubre implementará un nuevo esquema de política monetaria que permitirá bajar la inflación y recuperar un ancla nominal para la economía.

El Banco Central se comprometió a no aumentar el nivel de la base monetaria hasta junio de 2019. Esta meta implica una importante contracción monetaria, ya que la base monetaria ha mostrado una expansión superior a 2% mensual en los últimos meses, mientras que ahora dejará de aumentar.

Indicadores preliminares anticipan que la inflación de septiembre será elevada, y en los meses siguientes todavía se verificará un traspaso a precios de la suba del tipo de cambio de agosto.

Por lo tanto, «la base monetaria se estará contrayendo fuertemente en términos reales en los próximos meses», indicó el BCRA y añadió: «El agregado elegido es la base monetaria por ser el que está bajo mayor control directo» de la entidad.

En forma complementaria, el BCRA intervendrá en el mercado cambiario “en caso de que el tipo de cambio muestre excesiva volatilidad”, dijo Sandleris y para ello se aplicará una banda cambiaria, “con dos zonas: no intervención y zona de intervención cambiaria”.

Se inicia con un dólar de entre 34 y 44 pesos que “se ajustará diariamente, a una tasa del 3% mensual hasta fin de año”, manifestó.

“Si el precio se deprecia -precisó el titular del BCRA- y el tipo de cambio está por encima del límite” se realizarán “ventas por 150 millones de dólares diarios, para dotar de liquidez el mercado”.

Ello implicará que “se van a retirar los pesos que se obtengan por los dólares”. Con la nueva política monetaria el presidente del Banco Central afirmó que “se inicia una nueva etapa; dejamos atrás las intervenciones cambiarias”.

Por último, se dijo que la nueva política monetaria es consistente con metas de equilibrio fiscal primario para 2019 y superávit en 2020. Tal como ya fuera anunciado, el BCRA no realizará más transferencias al Tesoro. «Esto refuerza el compromiso con una inflación decreciente a lo largo del tiempo», se acentuó.

Según el Cerntral con el nuevo esquema de política monetaria para los próximos meses permitirá reducir la inflación y recuperar la estabilidad y previsibilidad de precios que Argentina tanto necesita.

 

, , ,