Kicillof eligió no complicar la estrategia nacional y anunció que pagará los bonos vencidos

Buenos Aires (4/2/20). El mandatario bonaerense expresó que se utilizarán recursos propios para afrontar la deuda vencida a fines del mes pasado y puso en marcha el proceso de reestructuración del pasivo provincial en moneda extranjera.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, expresó este martes en conferencia de prensa que pagará el bono BP21 (US$ 250 millones) con fondos de la provincia de Buenos Aires para evitar caer en default.

El anuncio de Kicillof sorprendió ante el giro de 180 grados que adoptó en su postura de no poder hacerle frente a la deuda bonaerense, lo que extendió hasta último el plazo para conseguir el 75 por ciento de adhesión de los acreedores a su propuesta, aunque finalmente no logró esa meta.

La explicación del cambio de posición puede estar ligado al pedido del binomio presidencial para no complicar la estrategia nacional por la reestructuración de la deuda.

«Con la deuda que han dejado, la solución es usar los recursos que hemos recaudado en estos últimos días para afrontar el vencimiento. Lo haremos con recursos de la Provincia, sin asistencia del gobierno nacional», sostuvo Kicillof.

El titular del Ejecutivo bonaerense se pronunció de esta manera en el marco del anuncio acerca del inicio del proceso de reestructuración en moneda extranjera de la provincia de Buenos Aires. Estuvo acompañado por el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López.

Kicillof afirmó que la postergación del pago del bono que vencía el 26 de enero pasado obtuvo una adhesión de más del 50%, cuando se necesitaba el 75% de aprobación para alcanzar un acuerdo.

En contacto con la prensa, el gobernador indicó que se utilizará «financiamiento doméstico» para afrontar los próximos vencimientos de deuda, que son el pago de intereses por US$ 27 millones y de capital por US$ 250 millones, para luego «convocar a un diálogo constructivo para lo que resta de los vencimientos».

La decisión fue tomada por el mandatario bonaerense tras el fracaso en las negociaciones con un fondo de inversión que tiene el 25% de los bonos, , llamado Fidelity, que «no quiso entender la situación financiera de la provincia» y no adhirió a la propuesta inicial.

«Estamos denunciando esta actitud, la estamos repudiando. Actuamos de buena fe. Y lo estamos haciendo con total responsabilidad con respecto a los resultados y a los efectos que puede tener esto sobre la provincia de Buenos Aires y obviamente también sobre la República Argentina», remarcó.

En la conferencia de prensa, para explicar los próximos pasos a seguir en relación con la situación financiera que afronta la Provincia, Kicillof anunció: “Desde hoy iniciamos el proceso de reestructuración de la deuda en moneda extranjera de la provincia de Buenos Aires”.

Señaló que en ese sentido “se va a dar a conocer un cronograma que va a estar en consonancia con Nación”. En esa línea aclaró que “el esquema de la deuda debe permitir que la economía de la Provincia crezca”.

Por último, el gobernador resaltó: “Lo que nos mueve es la responsabilidad que tenemos, defender a los y las bonaerenses ante una situación desfavorable de emergencia, el gobierno de la Provincia va a trabajar incansablemente para que los efectos de esa situación incidan del menor modo posible”.

Críticas a la gestión Vidal

El mandatario cuestionó que la anterior administración dejó «una situación de insostenibilidad de la deuda, con vencimientos y montos que la hacen impagable».

Aseguró que «se emitieron durante los últimos 4 años, 5 mil millones de dólares de deuda, cuando durante los 8 anteriores la emisión fue de la mitad”.

“El 94% de la deuda que viene de la etapa anterior, vence entre 2020 y 2023; y de los vencimientos de este año, dos tercios fueron contraídos en los últimos 4 años. Por eso el peso de vencimiento de deuda se duplicó en términos del presupuesto”, acentuó.

, , ,