La Justicia porteña declaró inconstitucional la medida aplicada por Larreta para los mayores de 70 años

CABA (21/4/20). Las personas mayores pueden llamar a la línea 147 para pedir ayuda y asesoramiento, pero no tienen la obligación de solicitar la autorización para salir de sus casas.

El juez en lo contencioso administrativo de la Ciudad Lisandro Fastman declaró la inconstitucionalidad de la resolución del Gobierno porteño de imponer a las personas de 70 años o más a tener que dar aviso para circular en la calle ante la pandemia del coronavirus (COVID-19).

El Gobierno porteño había oficializado ayer la medida a través de una resolución conjunta entre la jefatura de Gabinete y el ministerio de Salud del distrito publicada en el Boletín Oficial, durante la cuarentena.

La resolución de la administración porteña señala que las personas de setenta años o más deben comunicarse con el 147 para «identificar aquellas salidas que puedan ser resueltas por parte del Estado en colaboración con la ciudadanía». Además explica que estas habilitaciones durarán 48 horas.

En su fallo, el magistrado citó el artículo 16 de la Constitución Nacional, en el que se establece la «igualdad ante la Ley».

«La medida importa una discriminación en razón de la edad, que vulnera los derechos y las garantías del grupo etario al cual se encuentra destinada, al imponer una exigencia mayor y distintiva del resto de la población», indicó el juez quien se expidió sobre la medida del Gobierno de la Ciudad.

En el fallo se consideró que «la imposición» de que los adultos mayores tengan que comunicarse con el 147 antes de salir de sus casas «resulta una exigencia más gravosa para el colectivo de personas que para el resto de la población». El magistrado planteó que «disminuye la autonomía personal y la capacidad de decisión, solo en función de la edad».

«La imposición a todo adulto mayor de 70 años de edad, de la necesidad de comunicarse con el servicio de atención ciudadana al número 147, previamente a hacer uso de la posibilidad de realizar desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos, tal como lo prevé el DNU 297/2020, resulta una exigencia más gravosa para ese colectivo de personas, que para el resto de la población, que extralimita los contornos de las medidas de aislamiento del conjunto de los habitantes», aseveró Fastman en su fallo.

, , , , , , ,