El proyecto del Gobierno de moratoria impositiva y previsional ingresó a Diputados

País (7/7/20).  El proyecto del Ejecutivo nacional amplía el alcance de la Moratoria 2020, creada por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, para incluir a todos los contribuyentes que originalmente no habían sido contemplados. Los puntos centrales en esta nota.

El Gobierno de Alberto Fernández envió en la tarde de este martes al Congreso el proyecto de ley de moratoria de deudas impositivas y previsionales para personas y empresas, que propone un plan de pagos para la cancelación de los incumplimientos con el fisco acumulados como consecuencia de la crisis económica por la pandemia de coronavirus.

En el Frente de Todos (FdT) confían en que la aprobación de la moratoria contará con el respaldo de la mayoría de las fuerzas parlamentarias. En tal sentido, recordaron que ya existen proyectos del oficialismo y de la oposición para que se amplíe la moratoria en base a lo contemplado en la ley de Solidaridad Social aprobada en diciembre.

La iniciativa amplía el alcance de la Moratoria 2020 creada por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, para incluir a todos los contribuyentes que originalmente no habían sido contemplados y aliviar la carga de las deudas acumuladas durante la pandemia del Covid-19. Y forma parte de los diferentes instrumentos diseñados por el Gobierno nacional con el objetivo de ofrecer alivio financiero a las familias, comercios, pymes y empresas.

En ese sentido, el titular de la cartera de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, señaló que el envío de este proyecto de ley de moratoria impositiva y previsional, tiene como fin que “las empresas puedan salir de esta crisis con una menor carga, para que cuando termine esta pandemia estén reestructuradas sus deudas y así crecer de manera sólida, con una economía en crecimiento a través del trabajo de todos los argentinos”.

Por su parte, Mercedes Marcó del Pont, destacó que “los problemas que
arrastraban las las empresas, los comercios y las familias se extendieron a todo el entramado productivo con la irrupción del COVID-19”.

Asimismo, agregó que el objetivo es “extender a todos los contribuyentes el alcance de la moratoria de la Ley de Solidaridad y Reactivación que estaba focalizada en el sector que acumulaba mayor cantidad de deuda y condicionantes en materia de financiamiento”.

El anuncio fue realizado luego de una nueva reunión de gabinete económico en Casa de Gobierno, que fue presidida por el jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero y contó con la participación de los ministros de Economía, Martín Guzmán; Trabajo, Claudio Moroni; Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; los titulares del Banco Central, Miguel Pesce; de AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco. También formó parte el viceministro de Economía, Haroldo Montagú.

El oficialismo pretende convertir en ley el proyecto en los próximos quince días, según informaron fuentes parlamentarias. Al respecto, el titular de la Comisión de Previsión Social de la Cámara de Diputados, Marcelo Casaretto, aseguró que desde el FdT se buscará «darle un rápido tratamiento y sanción» al proyecto de moratoria impositiva y previsional de las deudas que tienen las personas físicas y jurídicas hasta el 30 de junio con la AFIP.

Puntos centrales

Amplía el universo de contribuyentes que pueden adherirse a la moratoria vigente a todas las personas jurídicas y humanas para ofrecer alivio, pudiendo regularizar sus deudas los contribuyentes que no podían acceder en los términos de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva.

Permitirá incluir deudas vencidas hasta el 30 de junio de 2020

Será posible adherirse hasta el 31 de octubre de 2020

Primera cuota vence el 16 de noviembre

Dependiendo del tamaño de las empresas e individuos que se adhieran podrán regularizar sus deudas en hasta 96 o 120 cuotas para las obligaciones tributarias y aduaneras.

Los plazos serán de hasta 48 o 60 cuotas para las obligaciones correspondientes a los recursos de la seguridad social.

Condonación parcial de intereses y total de multas.

Tasa de interés fija del 2% mensual hasta enero de 2021 y, a partir de ese
momento, una tasa variable en pesos (se reformularán los planes ya ingresados a la moratoria para que esa sea la tasa).

Permite utilizar todas las devoluciones aprobadas y pendientes de pago que el contribuyente tenga a favor en AFIP para compensar la deuda (sólo pueden utilizarse aquellos saldos existentes antes de la aprobación de la ley y no puedan utilizarse saldos técnicos para compensar).

Establece condiciones para las empresas de mayor tamaño. Durante 24 meses no podrán distribuir dividendos, realizar operaciones con títulos para eludir la normativa cambiaria ni acceder al mercado cambiario para realizar pagos a entidades vinculadas.

, , , , , ,