Sostienen que la negociación con el FMI “no será sencilla” e incluiría devaluación y aumento de tarifas

País (8/8/20). El economista Daniel Marx recomienda premura ante posibles cambios políticos en Estados Unidos y Alemania.

Se advierte que la negociación que la Argentina comenzará este año con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “no será sencilla”.

Además de las exigencias de equilibrio fiscal, el “sinceramiento” de las tarifas y la liberalización del mercado financiero, habrá que “calibrar los tiempos” ante los eventuales cambios de las autoridades políticas de Estados Unidos y Alemania, que concentran la cuarta parte de los votos del organismo.

Así lo expresó la consultora Quantum Finanzas, dirigida por el ex secretario de Finanzas, Daniel Marx, para quien una demora en alcanzar un acuerdo con el Fondo “limita la capacidad de Argentina si hubiese un deterioro mayor de la situación macroeconómica”, consignó NA.

El contexto a tener en cuenta es que para noviembre están previstas las elecciones presidenciales en Estados Unidos y que el año que viene Angela Merkel dejará de ser la canciller alemana.

A las complicaciones que pudieran derivar de los cambios políticos en dos de los tres países con mayor cantidad de votos en el board del FMI, se suman los condicionamientos clásicos como los requerimientos de un superávit o al menos un equilibrio fiscal, así como el de “ordenar el esquema monetario y cambiario”, señaló Quantum.

Si se tiene en cuenta la composición del gasto público nacional, con un grueso de partidas de difícil reducción como las jubilaciones, pensiones y programas sociales, los subsidios aparecen como el blanco a elegir por parte del FMI, lo que implicaría aumentos en las tarifas de electricidad, gas, agua y transporte público de pasajeros, además del ya dispuesto para los combustibles.

Al respecto, la consultora indicó que en el primer semestre de 2020 los subsidios a sectores económicos pasaron a representar el 10% del total del gasto primario y el equivalente al 3% del PBI, con un aumento respecto del año pasado, cuando fueron el 8% del gasto y el 1,5% del producto.

No obstante, la gente de Marx reconoció que “la interacción entre el impacto en precios de aumentos de tarifas sobre el salario real en el contexto de elecciones de medio término en 2021 podría afectar la dinámica de esas readecuaciones”.

“Para el país, contar con un acuerdo con el FMI facilita el acceso al financiamiento de otros Organismos Multilaterales, como el Banco Mundial o el BID, habilitar o expandir líneas de financiamiento comercial al sector privado y público, especialmente con Garantías de créditos a Exportaciones” y también “permitiría renegociar la deuda con el Club de París”, destacó Quantum.

, , ,