El Gobierno albertista afirmó que no habrá una devaluación tras las elecciones legislativas

País. Así les dijo anoche el Presidente a un grupo reducido de empresarios de multinacionales con los cuales cenó en Olivos. Este jueves, la portavoz del Gobierno ratificó que «no está prevista ninguna devaluación».

El presidente Alberto Fernández compartió una cena con un grupo reducido de empresarios de las principales multinacionales de la Argentina, con quienes se comprometió a que luego de la elección legislativa del próximo domingo «no habrá salto devaluatorio» ni «default». 

El encuentro, que se realizó en la Residencia de Olivos, tuvo entre los comensales a los empresarios Antonio Aracre (Syngenta), Daniel Herrero (Toyota) y Sergio Kaufman (Accenture), entre otros.

Según confiaron a Noticias Argentinas fuentes cercanas a quienes participaron de la reunión, durante el cónclave con el jefe de Estado «se acordaron algunos puntos como parte de una buena agenda para encarar después del próximo 14 de noviembre en una mesa de acuerdo nacional».

En la cena, los ejecutivos plantearon la «necesidad de acordar ciertos puntos» entre los diferentes actores de la economía y la dirigencia política, entre los que se encuentran la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En esa línea, confiaron que el titular del Ejecutivo nacional les aseguró que la Argentina «no entrará en default», sino que «en enero o febrero tendremos un acuerdo con el FMI que sea posible de afrontar y que no implique ajuste». 

Fernández les anticipó además que «no habrá un salto devaluatorio» luego de las elecciones legislativas, y les manifestó su intención de «generar un ambiente para más inversiones» en el país.

En la conferencia de prensa de esta mañana, la portavoz de la Presidencia Gabriela Cerruti afirmó que «no está prevista ninguna devaluación» tras las elecciones legislativas del próximo domingo y remarcó que «los índices macroeconómicos demuestran cautela pero la voluntad de seguir avanzando en este rumbo».

«No empieza ni termina el mundo el lunes. El lunes se gobierna como todos los días. Esperamos que el lunes siga siendo un país normal después de haber transitado un acto electoral transparente como es tradición en el país», dijo.

En ese sentido, Cerruti comentó que se «va a seguir gobernando en la segunda etapa y hacer en los dos años que quedan las cosas que se querían hacer en cuatro pero que no se pudo por la pandemia de coronavirus».

Respecto a una posible devaluación, enfatizó: «No sé qué dicen los otros economistas. El ministro de Economía, Martín Guzmán, dice que no está prevista una devaluación. Los índices macroeconómicos nos plantean una realidad de mucho optimismo, con cautela, pero para seguir avanzando en el sentido que nos hemos planteado».

Cerruti brindó varios datos económicos que «nos hablan de un momento de avance, de puesta en marcha, de fortalecimiento, de reactivación de la economía que después de cuatro años de crisis del gobierno anterior y dos años de pandemia, realmente nos ilusionan».

Entre los indicadores económicos que resaltó, la portavoz señaló que «la recaudación creció el 56,7 por ciento en octubre, lo que es el máximo crecimiento de la recaudación desde el 2015».

«La actividad económica también creció, ya que Argentina es uno de los países que más creció después de la pandemia 9,03 respecto al 2019», agregó.

En cuanto al empleo, Cerruti indicó que «se recuperaron el 60 por ciento de los puestos de trabajo del sector privado formal y el empleo registrado creció un 2,8, 326.900, empleos nuevos en un año. La utilización industrial es de 64,4 en agosto», subrayó.

En el contacto habitual con la prensa de los días jueves, la funcionaria se refirió a la competencia electoral del próximo domingo, que definirá la renovación de bancas en el Congreso Nacional, y planteó que se debe esperar «hasta el recuento del último voto».

No obstante, la portavoz aclaró que el Gobierno va a «seguir trabajando con los mayores consensos y acuerdos posibles para que el Parlamento pueda sacar leyes beneficiosas para los argentinos y seguir avanzando en la recuperación del país».