En la apertura de la cumbre de la CELAC, Fernández llamó a fortalecer «la institucionalidad y la democracia ante una derecha recalcitrante»

País. El mandatario argentino afirmó que «la democracia está en riesgo» y responsabilizó a la «derecha recalcitrante y fascista» de atentar contra la institucionalidad de América Latina. Defendió a Cuba y Venezuela por el «bloqueo que sufren desde hace décadas».

El presidente Alberto Fernández inauguró este martes la Cumbre de presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) con un fuerte discurso contra la derecha, que la calificó como «recalcitrante«, y llamó a «garantizar y fortalecer» la institucionalidad de la región. Además, aseguró que tanto Venezuela como Cuba son víctimas de un bloque desde hace «décadas». 

Con su mensaje, Fernández abrió la VII Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la CELAC, que se desarrolla en el Sheraton de la Ciudad de Buenos Aires, y cuenta con la participación de representantes de las 33 naciones que componen este espacio regional.

Durante el encuentro, que marca el fin de la presidencia pro-tempore de Argentina del bloque regional, el titular del Ejecutivo nacional instó a los representantes a “encarar un proceso que nos lleve hacia la igualdad y hacia la justicia social”.

En presencia de sus pares, advirtió sobre “la ultraderecha que se ha puesto de pie y están amenazando a cada uno de los pueblos, y no debemos permitir que esa derecha recalcitrante y fascista ponga en riesgo nuestros pueblos”.

En ese sentido, remarcó: «No podemos permitir que la derecha recalcitrante y fascista ponga en riesgo la institucionalidad de nuestro pueblo. Lo vimos en Bolivia, hace pocos días, cuando la locura pobló las calles de Brasilia y acá en la Argentina cuando alguien intentó matar a nuestra vicepresidenta (Cristina Kirchner)». 

De lleno en las problemáticas de regionales, el jefe de Estado indicó que América es el continente más desigual del mundo y aseguró que, junto a sus pares, deben «encarar un proceso que nos lleve hacia la desigualdad y la justicia social en nuestras naciones». «Tenemos que trabajar unidos en un mundo en el que la globalización existe”, acentuó.

Con al presencia del presidente cubano Miguel Díaz-Canel y la presencia del canciller venezolano, Carlos Faría, Fernández cuestionó el bloqueo que -en su parecer- padecen ambas naciones: “Fui a la Cumbre de las Américas para llevar la voz de los bloqueos que países latinoamericanos padecen. Son métodos perversos que afectan a los pueblos. Cuba padece un bloqueo de seis décadas y Venezuela otro tanto”.

Al destacar el retorno de Brasil al espacio regional, a partir de la asunción del presidente Luiz Inácio «Lula» da Silva, el mandatario argentino resaltó que «ahora que estamos en una CELAC completa con la vuelta de Brasil, la oportunidad de unir a la región es un imperativo que se nos impone y tenemos que lograrlo”, y añadió que «la globalización no funciona tal como funcionaba y dejó en evidencia las carencias del sistema económico”.

Además, consideró que “tenemos todas las posibilidades de desarrollarnos unidos. Lo único que debemos hacer es profundizar nuestro diálogo. Quienes están aquí han sido elegidos por sus pueblos y, más allá de lo que cada pueblo decida, en la diversidad debemos respetarnos y crecer juntos”.

“Sabiendo que es un esfuerzo que bien vale la pena, porque tiene que ver con el progreso de nuestros pueblos, tenemos que convertir todos estos deseos y palabras en instituciones y en hechos; tenemos que hacer que la integración sea una realidad, que sean acciones que nos permitan avanzar”, enfatizó.

“Tengo la tranquilidad de que este año puse a América Latina en el lugar que se merece”, apuntó el Presidente, y concluyó: “Solos valemos poco. Unidos podemos tener una fuerza arrolladora”.

Luego, el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero, expuso un informe de las acciones realizadas durante el año en el que la Argentina ejerció la Presidencia Pro Tempore del organismo regional, teniendo como horizonte la reducción de brechas y la protección del medio ambiente en América Latina y el Caribe.

, , , , ,