Del campo a la góndola: los precios de los agroalimentos se multiplicaron por 3,4 veces en noviembre

País. En promedio, la participación del productor explicó el 26,9% de los precios de venta final, mejorando en un 2,6% con relación a octubre.

En noviembre, los precios de los agroalimentos se multiplicaron por 3,4 veces del campo (origen) a la góndola (destino). Es decir, el consumidor pagó $3,4 por cada $1 que recibió el productor.

En promedio, la participación del productor explicó el 26,9% de los precios de venta final, mejorando en un 2,6% con relación a octubre. La mayor participación la tuvieron los productores de huevos (47,7%), mientras que la menor fue para los de cebolla (12,4%) -al igual que para los de zapallito-.

El IPOD frutihortícola, compuesto por 19 frutas y hortalizas, se multiplicaron del campo a la góndola por  4,7 veces en noviembre.

El IPOD ganadero, conformado por 5 productos y subproductos ganaderos reveló que el consumidor abonó 3 veces más de lo que recibió el productor.

Mayores brechas

La cebolla (8,1 veces), el zapallito (8,1), la pera (7,4), la manzana roja (7,4) y el limón (7,2), fueron los cinco productos que presentaron mayor diferencia entre los precios de origen y destino.

La cebolla y el zapallito fueron los agroalimentos con mayor brecha entre el productor y el consumidor. Ambos presentaron subas en los dos extremos de la cadena de valor: 6,3% y 10% en origen, mientras que en destino se incrementaron en un 19,8% y 35,7%, respectivamente.

El mismo comportamiento presentaron las frutas de pepita, cuyos precios aumentaron en origen y en destino. En el caso de la pera, se registró una suba del 4,7% en los precios al productor, mientras que al consumidor se incrementaron un 27,1%. Los precios de la manzana roja, por su parte, crecieron 3,1% (origen) y 17,7% (destino).

Por último, se encuentra el limón, con un aumento del 22,7% al productor —por disminución de oferta— y un 33,7% en góndola.   

Menores brechas 

Entre los productos que presentaron menor diferencia entre el precio que recibió el productor y el que pagó el consumidor se encuentran cuatro frutihortícolas y uno de origen animal.

La frutilla (2,4 veces) subió 3,6% en origen y 36% en destino, ubicándose dentro de los productos con menor brecha IPOD mensual.     

Por su parte, la acelga, el pimiento y la lechuga, los tres con una brecha campo-góndola de 2,3 veces, tuvieron distintos comportamientos. La primera, aumentó sus precios tanto al productor (133,8%) como al consumidor (25,5%). Es que los temporales ocurridos en Santa Fe, AMBA y General Pueyrredón mermaron la oferta de hojas verdes.

En el caso del pimiento y la lechuga, ambos presentaron subas en origen (73% y 62,1%) y bajas en destino (1,7% y 3,7%, respectivamente, por falta de convalidación de precios de góndola por parte del consumidor).

Los aumentos al productor se explican por el impacto de las inclemencias climáticas: las olas de calor excesivo dañaron parte de la producción de pimiento, sumado a que la producción disponible es, principalmente, de invernadero. Además, los temporales acompañados de granizo en Santa Fe y las altas precipitaciones en los cinturones verdes del AMBA y General Pueyrredón dañaron gran parte de la producción de lechuga, disminuyendo la oferta.  

En el caso de los huevos (2,1 veces), por lo general tiene un sistema de producción integrado, lo que significa que todos los actores de sus respectivas cadenas de valor son parte del riesgo del negocio. El producto subió su precio tanto al productor (3,1%) como al consumidor (7,5%).

, ,