Sindicatos resisten las sumas fijas impulsadas por el Gobierno albertista

País (26/1/20). El Ejecutivo nacional promueve esta medida para contener la inflación, en contra de la cláusula gatillo. 

Los gremios más importantes resisten la modalidad de aumentos por sumas fijas dispuestas por el Gobierno de Alberto Fernández.

La administración central promueve el incremento salarial a través de sumas fijas. Así el Gobierno busca contener la inflación y rechaza la cláusula gatillo.

Con vistas a las paritarias, y en el marco de la medida promovida de otorgar sumas fijas a cuenta de las negociaciones, un nutrido grupo de gremios ya se pronunciaron en contra de esta modalidad.

El sindicato de Camioneros, liderado por Hugo Moyano, es una de las entidades gremiales que no quiere que la medida forme parte de la paritaria. 

El líder del Frente Sindical negocia un bono de $20.000 (que los empleados del sector cobran todos los años) además de una suba salarial del 33% para la primera mitad del año.

El jefe de los petroleros, Guillermo Pereyra, también rechaza esta medida. En una actividad que tiene altos sueldos, con un salario promedio de $80.000. Al respecto, el gremialista cuestionó que esta modalidad «achata las categorías salariales y hace desaparecer las diferencias».

Pereyra adelantó que no aceptará sumas fijas a cuenta como parte de la negociación por las subas salariales, según consigna TN.com.ar

Otros gremios de peso como Comercio y Gastronómicos esperan que la medida no pase del decreto presidencial que oficializó el otorgamiento de una suma fija de $4000, que se cobrará en dos cuotas: $3000 en febrero y $1000 en marzo.

Desde estas entidades sindicales lideradas por Armando Cavalieri y Luis Barrionuevo afirman que de repetirse la modalidad de suma fija perjudicaría a una gran parte de sus afiliados.

El titular del gremio del personal de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, advirtió que la medida impulsada por el Gobierno albertista se debe aplicarse de manera conyuntural.

«Si el uso de la suma fija se prolonga en el tiempo produce el achatamiento de la pirámide salarial. En situación de emergencia apelar a la suma fija está bien, pero no se puede usar siempre», afirmó el sindicalista, en declaraciones a La Nación.

En igual sentido se pronunció el referente sindical del gremio de la Alimentación, Rodolfo Daer, quien señaló que las sumas fijas deben aplicarse solo en la coyuntura de crisis económica por la que atraviesa el país.

«Es un recurso que debe acotarse a la emergencia, no puede convertirse en el elemento permanente de adecuación de los salarios. Para eso está la paritaria», resaltó el gremialista.