Cuestionan a De la Sota por “política represiva” y por estigmatizar a chicos pobres con el delito

De la Sota coloquio UIC 2014Córdoba. Desde espacios políticos diferentes salieron a criticar y refutar al gobernador por vincular a jóvenes en situación de pobreza con el delito. El socialista Roberto Birri, tildó de “desafortunadas y reaccionarias” las declaraciones de De la Sota. Por su parte, el kirchnerista Carlos Vicente, cuestionó al mandatario por su “política represiva” que suma casos de “gatillo fácil”.

El legislador del bloque socialista refutó las expresiones del gobernador De La Sota en el Coloquio de la UIC, quien solicitó se “declare la emergencia juvenil a nivel nacional”, vinculando los chicos pobres con el delito.

Cabe destacar que el mandatario provincial manifestó en su discurso de cierre del Coloquio Industrial que se necesita “declarar la emergencia juvenil en el país, que aquellos que no lo vean desde el punto de vista social, al menos nos apoyen por su propia seguridad, para que un chico que les abre la puerta de un taxi cuando sale de un restaurant no le meta una puñalada para sacarle la billetera y comprar paco«.

“Las declaraciones son desafortunadas y reaccionarias. Una persona que ha gobernado una provincia durante 14 años y pida que se declare la ‘emergencia juvenil’, cuando en 14 años no tuvo la voluntad política y presupuestaria para neutralizar todos los males de los que habla ahora, es patético”, resaltó Birri.

El socialista descargó una batería de críticas a la gestión delasotista por su responsabilidad ante la pobreza y su inacción ante los narcotraficantes que, en muchos casos, “se hacen cargo de las demandas sociales en los barrios”, señaló.

En ese sentido, el parlamentario opinó: “Lo real es que en Córdoba desde que está De la Sota cada tres niños que nacen uno es pobre. Ello es un indicador de un gobierno que no tiene ni tuvo un plan de inclusión socio-educativa que con decisión política y asignación de recursos aborde esta problemática”.

Birri también enfatizó que Córdoba es una provincia altamente policializada, con una mengua enorme de garantías básicas como el derecho a transitar sin ser detenido, por la simple portación de rostros” y recordó los casos en que la policía se vincula “directamente” al narcotráfico y los últimos tres casos del llamado “gatillo fácil”.

“Más que una emergencia juvenil lo que hay que declarar es una emergencia social que ponga a la pobreza y a la exclusión como principal prioridad para abordar en la agenda de gobierno”, concluyó.

Por su parte, el dirigente de Nuevo Encuentro, Carlos Vicente, acentuó sus críticas en que “cada día se suman más casos de gatillo fácil por parte de una policía cebada, cuyo principal destinatario son los jóvenes pobres. En lugar de apelar a una política social y al manejo civil de las fuerzas de seguridad, el estallido de diciembre generó una escalada represiva y más poder a la policía, que en forma cotidiana viola los derechos humanos de los cordobeses, y fundamentalmente de los sectores humildes”.

“La muerte de este chico Pellico a manos de un policía, la detención sin causa de Emiliano Coronel, un militante de la cultura popular, y las sistemáticas detenciones arbitrarias a través del Código de Faltas que vemos todos los días, son ejemplos de que vivimos en un estado policial, en el cual De la Sota se cree el sheriff y que Córdoba es el lejano oeste, donde no existen ni el respeto por la Ley ni los derechos humanos”, cuestionó Vicente. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.