Inauguran Polo Científico Tecnológico para América Latina

Polo_Científico_Tecnológico_oficina_de_Sociedad_Max_Planck 1Nacionales. Se trata de la primera oficina de enlace, en Buenos Aires, que se encargará de impulsar la cooperación de los institutos de la región. Esta sede en Buenos Aires buscará reforzar las cooperaciones de los institutos de la Sociedad Max Planck con la región.

En la apertura estuvieron presentes el Ministro de Ciencia, Lino Barañao; el embajador de la República Federal de Alemania, Bernhard Graf von Waldersee y el vicepresidente de la Sociedad Max Planck, Herbert Jäckle, entre otras autoridades.

El ministerio de Ciencia precisó que la oficina en el Polo Científico Tecnológico será la puerta de América Latina para la Sociedad Max Planck. La misma, buscará asesorar en la formación de recursos humanos.

Asimismo, tendrá como finalidad “mejorar el grado de información general sobre la Sociedad Max Planck y sus institutos en toda la región; aumentar su visibilidad; ayudar a los institutos a intensificar el intercambio de científicos y respaldarlos intercediendo en favor de la ampliación de cooperaciones existentes y generar nuevas colaboraciones”, indicaron fuentes de la cartera científica.

En este sentido, Barañao expresó que “la relación con Alemania tiene características muy peculiares. Celebramos una relación científica y de investigación y llevar a cabo proyectos en común con tanto éxito”. 

“Max Planck cumple con este objetivo. La vinculación tan sólida de todos estos años brinda la confianza para apoyar esta iniciativa y para construir un vínculo mucho más fuerte”, añadió.

Por su parte, el embajador de la República Federal de Alemania, afirmó que “Argentina entendió que el área de ciencia y tecnología es el área donde se debe invertir para lograr beneficio propio”.

En tanto, el vicepresidente de la Sociedad Max Planck, destacó el apoyo del ministerio de Ciencia para la apertura de la oficina en Argentina y la relevancia de la cooperación entre ambos países.

Jäckle explicó la decisión de elegir a nuestro país como puerta de América Latina afirmando que la nueva oficina “será para mutuo beneficio”.

Cabe mencionar que Max Planck funciona como una red de más de 80 institutos y centros de investigación en ámbitos como biología, sociología y ciencias naturales.

La institución, con sede en Múnich, tiene a su cargo unos 5.000 científicos. La misma ayuda a destacados jóvenes científicos, una vez terminada su instancia investigadora, a incorporarse en alguno de sus institutos a través de la creación de un grupo de investigación en una institución de su país de origen.

Esto significa una importante contribución a los países para recuperar a sus científicos altamente calificados. Junto con el CONICET, la Sociedad alemana mantiene en nuestro país un instituto asociado, el IBioBA – CONICET – MPSP (Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires – Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas – Instituto Partner de la Sociedad Max Planck).

En Argentina, se crearon hasta la fecha 11 grupos asociados a diversos institutos Max Planck. En la ciudad de Rosario, por ejemplo, se conformó un grupo de investigación que se convirtió en un laboratorio Max Planck de biología estructural, química y biofísica molecular con gran éxito.

El evento contó también con la presencia del director de la oficina de enlace en Argentina, Andreas Trepte; el director del IBioBA – CONICET – MPSP, Eduardo Arzt, y la directora nacional de Relaciones Internacionales de la cartera de Ciencia, Águeda Menvielle.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.