Instituciones inclusivas aseguran un desarrollo sostenido

Foto Daron Acemoglu
CABA
(13 de junio). El autor de Por qué fracasan las Naciones brindó una conferencia y explicó por qué las instituciones políticas y económicas son fundamentales para entender la brecha de desarrollo entre las naciones. Binner, Breitenstein, Michetti y Sanz analizaron la calidad institucional y los desafíos que enfrenta la Argentina.

El economista y profesor del MIT, Daron Acemoglu, brindó una conferencia, en la que presentó una teoría que pone el foco en la calidad de las instituciones para explicar la gran brecha que existe entre los países más y menos desarrollados.

Frente a casi 300 personas, el autor de Por qué fracasan las Naciones” aseguró que el desarrollo sostenido se logra cuando se combinan instituciones políticas y económicas inclusivas.

Según Acemoglu -uno de los 10 economistas más citados del mundo- las instituciones políticas extractivas concentran el poder, promueven instituciones económicas extractivas y  promueven un modelo social coercitivo. Por su parte, las instituciones económicas extractivas no garantizan incentivos al emprendedorismo ni la igualdad de oportunidades.

“Con instituciones políticas y económicas extractivas puede haber crecimiento, pero no desarrollo sostenido”, afirmó Acemoglu.

Asimismo, explicó que en la actualidad muchos países de ingreso medio, como la Argentina, Brasil o Turquía, combinan instituciones extractivas e inclusivas. “El crecimiento extractivo genera complacencia, porque oculta la necesidad de un cambio institucional que suele ser doloroso para la sociedad”, señaló y ejemplificó con los conflictos que actualmente sacuden a países como Egipto o Siria. 

Convocado por el IAE, RAP, UNSAM, CIPPEC y UdeSA, el economista indicó que las teorías que ponen el foco en la geografía, la cultura o el liderazgo son insuficientes para dar cuenta del fracaso de algunas naciones y del éxito de otras. Además, señaló que la forma de las instituciones extractivas evolucionó históricamente, pero que su función y sus consecuencias persisten en la actualidad.

Tras su exposición, un panel de actores políticos locales integrado por Hermes Binner, Cristian Breitenstein, Gabriela Michetti y Ernesto Sanz analizó los desafíos pendientes que la Argentina tiene en materia institucional.

Michetti aseguró que la Argentina tiene capacidad de generar crecimiento pero no desarrollo sostenible, e indicó que el país combina la inseguridad jurídica, con la concentración de poder y la visión de corto plazo.

En cambio, Breitenstein opinó que existe un círculo que vincula a la cultura con la política y la sociedad: “Tenemos una cultura de disputas y de fragmentación, no de diálogo ni de construcción”.       

Sanz opinó que es necesario discutir qué calidad institucional necesita el país: “No hemos resuelto qué rol deben tener el Estado, la sociedad civil ni el mercado y vamos de un extremo a otro del péndulo: de mercadocentrismo a estadocentrismo”. Finalmente, Binner reclamó “un Gobierno inclusivo, que dialogue”.

“A 30 años de democracia es fundamental analizar cuáles son los determinantes del desarrollo sostenido y qué cambios son necesarios para que la Argentina pueda aprovechar las oportunidades que tiene con una visión de largo plazo”, concluyó Fernando Straface, director ejecutivo de CIPPEC.

El encuentro concluyó con un debate coordinado por Juan Llach. Estuvieron presentes actores políticos, entre los que se destacaron: Oscar Aguad, Laura Alonso, Eduardo Amadeo, Omar Duclos, Clarisa Estol, Federico Pinedo, Luis Naidenoff y Mónica Fein, entre otros.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.